ANIMALES SALVAJES DEL BOSQUE » 10 ejemplos y características

Existe una gran variedad de bosques en el mundo; estos son necesarios para prolongar la vida en la tierra; en especial la vida animal, pues algunas de las especies que allí habitan están en peligro de extinción.

Muchos de estos animales salvajes del bosque cuentan con características únicas que los diferencian de otras especies. Como no son animales que se puedan domesticar o convivir con el hombre debido a su instinto salvaje, vuelven de los bosques su único hogar.

10 Animales Salvajes del Bosque

Gorila

Son animales corpulentos y muy fuertes que se alimentan de la vegetación del bosque, como hojas y ramas, así como también de insectos y frutos de estación. La característica principal de los gorilas es su pelaje de color negro que los protege del frío.

Jabalí

Se distingue por su gran olfato y una gran capacidad auditiva; es un animal salvaje, por lo cual no sabe convivir con el ser humano, pero cuando se ve en peligro o se encuentra lastimado, por lo general el jabalí suele ser calmado y apacible.

Águila 

Es uno de los animales salvajes del bosque más hermosos debido a sus variados colores y elegancia. Su característica principal es su fascinante visión y la agilidad que tiene para atrapar a sus presas con facilidad y rapidez; aunque su instinto es agresivo, como muchos animales salvajes, cabe señalar que las águilas no son agresivas con el ser humano.

Tigre de Bengala

Es un animal que transmite fuerza y seguridad. Es grande y robusto, se alimenta de otros animales que se encuentran en el bosque. La característica principal del tigre de bengala es su pelaje llamativo y único, que lo protege de las bajas temperaturas, y la fuerza de su mandíbula que lo ayuda al momento de cazar.

Hipopótamo

Es un animal muy grande y pesado, los hipopótamos son muy territoriales y se enojan con facilidad. Una característica muy interesante es que la cantidad de grasa que almacenan en su cuerpo es lo que les ayuda a flotar cómodamente y no hundirse en el agua.

Rinoceronte

Es uno de los animales salvajes del bosque con mayor fuerza corporal, se alimenta de plantas y raíces. Su gran cuerno los hace únicos y les permite defenderse cuando se ven en peligro. Los rinocerontes cuentan con una vista débil, pero se ayudan con su olfato y sobre todo con su oído que es bastante perceptible.

Oso Panda

Es un animal con una apariencia tierna, ya que se distingue por sus colores blanco y negro. El oso panda se alimenta únicamente con bambú que consigue en el bosque. Cuando no consigue alimento, se dirige a lugares cercanos en búsqueda de su comida preferida.

Canguro

Es un animal que se distingue por sus grandes saltos y poderosas patas traseras con gran fuerza y destreza. La cola del canguro es larga y con músculos muy vigorosos, su pelaje es suave y los ayuda a brindar calor a sus crías.

Alce

Se caracterizan por sus grandes cuernos que utilizan para defenderse de otros animales. No son territoriales, prefieren vivir junto a otros animales de su misma especie, su pelaje es muy variado en cuanto al color, pero es corto y suave. Los alces saben nadar y la mayoría de las veces lo hacen en busca de más alimento, como plantas acuáticas.

Mapache 

Es uno de los animales salvajes del bosque más pequeños pero con una gran inteligencia y destreza, sobre todo al momento de alimentarse. Su cuerpo se rodea de un pelaje un poco largo y ligero de color gris, blanco y negro. El mapache se caracteriza por su cola larga y adornada con pequeños anillos oscuros; además, en su cara cuenta con manchas oscuras alrededor de los ojos.

Características de los animales salvajes del bosque

En los bosques habitan abundantes especies de animales, todos con distinta alimentación, reproducción y comportamiento, pero adaptados a este entorno.

Debido a que se han acostumbrado a vivir libres en su hábitat, el ser humano no puede domesticarlos como mascotas, pues actúan por instinto y de manera agresiva. Los bosques tienen climas cambiantes y húmedos, los animales deben acoplarse a los temporales, lluvias, al calor y al frío invierno.

Hábitat y estilo de vida de los bosques

Como el bosque es un lugar rodeado plenamente de la naturaleza, los animales salvajes que allí habitan, cuentan con un ambiente fresco y sin contaminación, además siempre hay humedad. Lo que más predomina en cuanto a la vida vegetal son los grandes árboles, cuyo follaje es abundante y donde se albergan muchas especies animales, en especial aves, reptiles y mamíferos.

Cada ser cumple un papel importante en el equilibrio y la cadena alimenticia de estos ecosistemas; sin embargo, la tala de los árboles ha causado que muchos de ellos se queden sin hogar.

Alimentación en el bosque

La alimentación de los animales del bosque es principalmente de tres tipos:

Animales herbívoros

Son las especies que comen plantas, raíces, frutos y demás alimentos de origen vegetal.

Animales carnívoros

Estos se alimentan de carne, por lo que se encargan de cazar a otros animales que también habitan en el bosque, ya sean herbívoros u otros carnívoros.

Animales omnívoros

Su dieta se basa en frutos y plantas, pero también consumen carne e insectos.

Tipos de reproducción

Muchos animales salvajes del bosque se reproducen de manera vivípara; pues se desarrollan dentro del vientre de la hembra en forma de embrión, donde perciben el sustento y oxígeno necesario para desarrollarse y nacer; y la gran mayoría son mamíferos, pues alimentan a sus crías a través de las glándulas mamarias. Las diferentes formas de reproducción de los animales salvajes del bosque son:

  • Vivíparos: Como los mamíferos, se desarrollan en el vientre materno.
  • Ovíparos: Se desarrollan a través de huevos.
  • Ovovivíparos: Se desarrollan dentro de la madre, pero nacen a través de un huevo.
  • Ovulíparos: Se reproducen de manera externa, el padre y la madre unen el óvulo y el esperma para crear el huevo.

Depredadores de los animales salvajes del bosque

Este ecosistema mantiene un perfecto equilibrio entre especies. Los mayores depredadores son los animales carnívoros, quienes cazan a los herbívoros (y también a otros carnívoros) para alimentarse y así no existe superpoblación de una especie en particular.

Por su parte, los animales herbívoros y omnívoros se encargan de consumir plantas, frutos e insectos como parte de la cadena alimenticia, llevando a cabo así el ciclo completo.

Sin embargo, el ser humano es una gran amenaza para todas las especies del bosque, pues con su caza indiscriminada, tala y quema ha causado un impacto negativo que los pone en riesgo.