ANIMALES SALVAJES DEL DESIERTO » 10 Ejemplos y características

Los animales salvajes del desierto son ejemplos claros de supervivencia y adaptación. Están dotados de cualidades y habilidades que los ayudan en las condiciones extremas de este hábitat. Se les conoce como animales salvajes por su comportamiento instintivo, agresivo y peligroso para el ser humano. Por esta razón son especies que conviven de manera libre.

10 ejemplos de animales salvajes del desierto

Coyote

El coyote es un pariente cercano del lobo. Son animales solitarios, pero que en invierno se juntan en manadas para cazar mejor.

Animales salvajes del desierto

Zopilote

También llamado zamuro, o buitre; el zopilote es un animal que cumple un papel fundamental en el ecosistema al eliminar los desechos de animales muertos.

Animales salvajes del desierto

Iguana

La iguana del desierto es un animal muy interesante. Posee un tercer ojo u órgano parietal que la ayuda con la termorregulación.

Animales salvajes del desierto

Camellos

Los grandes sobrevivientes del desierto. Los camellos poseen dos jorobas que son muy funcionales para almacenar grasa; lo que les suministra energía a falta de alimentos y agua.

Animales salvajes del desierto

Avestruz de cuello rojo

El avestruz de cuello rojo hace honor a su nombre por su cuello colorado. Es el ave más grande del planeta, aunque no puede volar.

Animales salvajes del desierto

Adax

El adax es un animal que está más activo en las horas crepusculares. Prefieren movilizarse y buscar comida al amanecer o al anochecer. Son animales muy sociables

Animales salvajes del desierto

Órix

Al ser un animal del desierto, el órix, para no perder líquido, es capaz de reciclar su orina.

Animales salvajes del desierto

Víbora de las arenas

La víbora de las arenas utiliza su piel del color de la arena para camuflarse y sorprender a sus presas, inyectándoles un potente veneno.

Animales salvajes del desierto

Suricato

Este pequeño animal tiene una estructura social exigente, y son muy dominantes. El suricato es un animal muy familiar y atento de los suyos.

Animales salvajes del desierto

Escorpión amarillo

El escorpión amarillo se reproduce de forma asexual, en un proceso llamado partenogénesis.

Animales salvajes del desierto

¿Qué distingue de los animales salvajes del desierto?

Sus características les permiten adaptarse muy bien a las condiciones extremas de temperatura. Algunos poseen un pelaje blanquecino, el cual los ayuda a reflejar los rayos solares, lo que hace que no les afecten tanto.

Otros en sus ojos y orejas están cubiertos de vellos y pestañas. Esto es muy funcional, ya que en el desierto siempre se producen tormentas de arena; así que contar con esto les provee protección a esas partes tan sensibles.

Algo característico de algunos de estos animales son sus patas planas, perfectas para contar con agilidad y velocidad en zonas arenosas. Las mismas, al tener esta forma, se expanden y evitan el hundimiento.

La gran cualidad y la más resaltante de los animales salvajes del desierto es su gran capacidad de termorregulación; es decir, de regular su temperatura corporal para evitar el sobrecalentamiento excesivo y la pérdida de líquido en el cuerpo. Además, son capaces de contener en su circulación agua por muchos días, u obtenerla a través de su alimentación. Y otros pueden reciclar su orina usando sus riñones.

Los animales del desierto también poseen colores de piel o de pelaje que son muy útiles para el camuflaje; bien sea a la hora de cazar, o de esconderse de los depredadores.

Cómo es su hábitat

El desierto es un hábitat muy fácil de identificar; podemos ver a simple vista los suelos áridos y arenosos, además de las temperaturas elevadas y pocas precipitaciones. Se puede palpar la falta de vegetación, en donde solo ciertas plantas sobreviven.

En los desiertos, de noche las temperaturas son totalmente opuestas. La noche se vuelve muy fría, aunque esto no significa que llueva. Algo característico es la arena que rodea gran parte del suelo, es un suelo seco y muy absorbente; por lo que la poca agua que caiga será consumida de forma inmediata.

A pesar de ser un lugar aparentemente inhóspito y carente de vida, este hábitat alberga una gran cantidad de biodiversidad, que con el tiempo ha ido adaptándose a las condiciones de vida.

Cuál es su alimentación

Al haber tanta variedad en este hábitat, existen distintos tipos de alimentación:

  • Carnívoros.
  • Herbívoros.
  • Insectívoros.

Algo interesante de la forma de alimentarse de los herbívoros, es que de allí muchos obtienen la hidratación que necesitan para sobrevivir a falta de agua.

Consumen hojas, plantas, frutos y cactus, los cuales conservan el agua que cae de las pocas lluvias. Y estos animales al vivir en un clima tan extremo y pasar días sin probar una gota, con este método pueden hidratarse.

Formas de reproducción

La gran variedad de vida trae consigo distintas formas de reproducción y datos curiosos. Se pueden apreciar animales vivíparos y también ovíparos. Algunos realizan una serie de cortejos muy llamativos, en forma de danzas. Otros se reproducen de forma asexual, sin que haya una fecundación como habitualmente la conocemos. En algunas manadas solo una pareja de individuos puede aparearse y procrear.