IGUANA » Una animal exótico y desértico

La iguana es un animal salvaje, de la especie ovípara. Algo muy característico de la iguana común es su vibrante color verde, en especial cuando está más joven. La especie de iguana que vive en el desierto normalmente es de tonos color arena, algo que le ayuda a sobrevivir en esta zona árida para poder escapar de otros animales que quieran cazarle.

Características más importantes de la Iguana

Generalmente las iguanas miden de 60 a 70 cm; sin embargo, algunas personas estiman que pueden llegar a medir 2 metros, algo realmente impresionante. Sin embargo, lo normal es que su peso mayor sea de hasta unos 15 kilos.

Presentan un perceptible dimorfismo sexual; los machos pueden diferenciarse de las hembras ya que estos poseen una cresta más grande y también tienen una papada más grande y pronunciada. Entre otras cosas, tienen dos bultos llamados hemipenes, que son los órganos reproductores característicos de los reptiles machos.

Sin embargo, existe una especie de iguana llamada “iguana del desierto”. Este animal salvaje es diferente a la iguana común; es de un tamaño más pequeño, unos 30 a 40 cm. Y su color de piel es canela o beige claro, con patrones negros en el dorso; esto la ayuda a camuflarse en su entorno.

Este se caracteriza como animal salvaje debido a que no ha tenido un contacto directo con el ser humano, son animales que viven en libertad y no han sido domesticados. Por tal razón, actúan de manera violenta cuando se sienten en peligro.

Iguana

Información relevante acerca de la Iguana

Este animal tiene un tercer ojo, conocido como el ojo u órgano parietal. Este miembro es muy funcional para regular el ritmo cardíaco de la iguana; además sirve para la regulación de su temperatura.

A las iguanas comunes les encanta tomar el sol durante horas, descansando encima de los árboles. Esto se debe a que como son reptiles, son de sangre fría. Así que utilizan los rayos del sol para mantenerse calientes.

Lo curioso de las iguanas que viven en el desierto es que comúnmente se colocan debajo de las rocas y de los árboles, refrescándose del intenso calor. Además, al trasladarse de un lugar a otro, lo hacen con una rapidez impresionante, para evitar en el mayor grado posible estar en contacto directo con la arena ardiente.

Algo muy interesante de ambas especies de iguanas es que las dos cambian su color durante la época de apareamiento. La iguana común refleja un color naranja en la parte de su vientre; y la iguana del desierto un color rosado.

Iguana

¿Cómo es su comportamiento?

Las iguanas macho cuando están en su estado silvestre defienden muy bien su territorio. Suelen luchar y tener enfrentamientos unos con otros para determinar los mejores lugares para tomar el sol. Así que dan señales de dominancia con su cuerpo para alejar a otros machos.

Iguana

¿En qué hábitat podemos encontrar a la Iguana?

La iguana del desierto vive en las zonas áridas y desérticas de América del Norte. Se encuentra en hábitats con grandes cantidades de arena e intenso calor, donde las lluvias son muy escasas y la vegetación es poca. Por eso se le considera uno de los más valientes animales salvajes que habitan en zonas desérticas.

Aunque algunas personas las han adoptado como mascotas por ser inofensivas, la naturaleza de las iguanas es vivir libres en su hábitat; pues poseen las características necesarias para sobrevivir en estos ambientes sin problemas.

Por otro lado, la iguana común se distribuye por las zonas húmedas y selváticas de todo el continente americano. Aunque también en países como Venezuela es muy común verlas cerca de urbanizaciones y conjuntos residenciales.

Su alimentación

Son animales herbívoros por naturaleza, aunque a veces consumen pequeños insectos. Pero realmente les encanta comer flores, frutas y retoños de plantas que encuentran a su alrededor.

En cuanto a la iguana del desierto, es capaz de sobrevivir sin consumir agua por mucho tiempo; ya que tiene la habilidad de almacenarla en su sistema y expulsar la sal que producen. Esta habilidad le ayuda a sobrevivir en las zonas secas del desierto, zona en la que las temperaturas son muy altas en el día y muy bajas en la noche.

Iguana

Reproducción y huevos

Las iguanas son ovíparas, es decir que el fruto de la cópula son huevos que la madre expulsará; y se incubarán en un período de hasta 120 días, todo depende de cuánto calor reciban.

Las hembras buscan un lugar seguro en la tierra y ponen entre 2 y 10 huevos. Y estos se quedan solos desde el primer momento de la incubación. Ya cuando eclosionan son crías totalmente independientes desde que nacen, pero muy vulnerables a los depredadores.

Iguana

Depredadores potenciales

Naturalmente los depredadores de las iguanas son las serpientes y las aves; además de que al tejón y al mapache les fascina consumir sus huevos.

La iguana aún no está cataloga como una especie en peligro de extinción, pero se oyen informes alarmantes sobre la reducción de su población; principalmente por la ingesta de su carne, que es considerada como un manjar en ciertos países, y por la caza de su piel.