ÓRIX » Un antílope con aspecto de caballo

El oryx, o también llamado órix, es un animal muy conocido en África como uno de los animales salvajes que habitan en el desierto y la sabana.

Tiene cascos aplanados en las patas, los cuales les permite movilizarse sobre la arena sin hundirse; dotándolos de agilidad y velocidad en zonas desérticas y arenosas.

¿Cuáles son las características del Órix?

Este antílope, a pesar de no estar emparentado con los caballos, tiene un aspecto muy parecido; esto debido a que su cabeza es alargada, al igual que su prominente cuello; y además tiene una especie de crin.

Algo característico de esta especie salvaje son sus cuernos rectos y largos, que pueden llegar a medir 1 metro o más; al estar ligeramente inclinados hacia atrás, son una arma mortal, y son utilizados para luchar entre los machos; o para defenderse de los depredadores; esto los hace un animal salvaje potencialmente peligroso para los seres humanos, pues su comportamiento instintivo constituye un riesgo.

Tamaño

A pesar de ser prominente, este antílope es de tamaño mediano, siendo el menor de las 4 especies de este género, puede llegar a medir un metro. Su peso promedio es de unos 70 kilos.

Posee un pelaje blanco, algo muy característico de los animales salvajes del desierto; esto les es muy útil para reflejar la radiación solar, y que esta les afecte menos. Sin embargo, tiene manchas marrones en sus patas y una máscara del mismo color en su hocico y cabeza.

Órix

Termorregulación

Al igual que muchos animales del desierto, el órix tiene la capacidad de termorregulación; es decir, regular su temperatura corporal conforme al clima. Con este método puede ahorrar mucha agua que conserva en su interior.

Cuando en invierno el clima está frío, él mantiene su temperatura corporal más alta que el ambiente; y viceversa, cuando la temperatura está alta, él se adapta a la misma y así no gasta o evapora su agua interna para mantenerse fresco.

Recicla su propia orina

Otro mecanismo muy funcional en el órix es que sus riñones reciclan la orina, y así mantienen sus fluidos corporales; esto lo ayuda a evitar la pérdida de líquido vital. Además, el excremento son pequeñas bolas secas.

Vida en manada

Los órixs pueden ser tanto solitarios como sociales. Sin embargo, es muy común verlos en manadas de entre 15 y 30 individuos. Aunque hay casos en los que se han contado hasta 100 integrantes; con una estructura social de un macho alfa que los guía.

Es un animal rumiante, es decir, que tiene 4 cavidades estomacales; por lo que el proceso de digestión es lento. Ellos para ingerir su comida primero la mastican, la tragan, la regurgitan y luego la vuelven a masticar.

Órix

Hábitat del Órix

El órix es un animal perteneciente y adaptado a los desiertos; así como a sus condiciones de escasas precipitaciones, suelos arenosos, poca vegetación y temperaturas extremas. Aunque como es de esperarse, le encanta estar bajo la sombra de algún árbol; buscando tierra blanda y fresca en donde descansar durante el día.

Órix

Alimentación de este animal del desierto

El órix es un animal herbívoro; le encanta pastar, e incluso por capacidades instintivas puede detectar cuándo comenzarán las lluvias, lo que trae consigo el crecimiento de la vegetación; así que se desplaza hacia esas zonas para poder encontrar el alimento predilecto para su supervivencia.

Su dieta se basa en bulbos, flores, frutos y algunos brotes. Este mamífero puede pasar varios días sin tomar agua, ya que la misma puede encontrarla en sus alimentos.

¿Cómo se reproduce?

Cuando llega la temporada de apareamiento, los machos se vuelven agresivos y territoriales; incluso se forman luchas salvajes utilizando sus afilados cuernos contra otros machos que invadan su territorio y busquen a sus hembras; y así deciden quién se quedará con todo.

Órix

Gestación y crías

Son animales vivíparos, y como es propio de los antílopes, la gestación dura unos 8 meses, y usualmente tienen una cría por parto; aunque hay excepciones donde nacen gemelos. Al nacer, las crías son de color marrón, y luego con el tiempo su pelaje va cambiando de color hasta tomar un tono blanco, como es propio de los adultos.

Luego de 10 semanas la hembra deja de amamantar a la cría (son animales mamíferos porque presentan la característica de tener glándulas mamarias). Apenas nacen ya se les pueden apreciar dos pequeños cuernos que con el tiempo crecerán. A los dos años el órix alcanza su madurez sexual.

Órix

Depredadores

Naturalmente los leones, leopardos, guepardos y hienas han sido desde tiempos lejanos los depredadores del órix. Sin embargo, antiguamente las poblaciones de órix eran más grandes y se extendían por toda Arabia y África. Pero luego de la segunda guerra mundial estos fueron el objeto de cazas desenfrenadas para el consumo humano. También eran buscados para utilizar su cuernos como objetos preciados; además de su piel y carne.