ZOPILOTE » Un famoso carroñero del desierto

Cuando hablamos de aves carroñeras, se nos viene a la mente el zopilote, también llamado zamuro o buitre. Aunque no son seres muy queridos por su estilo de vida y en especial por su dieta, esta especie salvaje es vital para mantener el equilibrio y la limpieza del ecosistema, ya que contribuyen a eliminar los restos de animales muertos.

Precisamente dicha característica hace que a estos animales salvajes que habitan en el desierto no se les pueda domesticar; además, portan y transmiten enfermedades. Es una especie que debe convivir libre.

Características interesantes del Zopilote

Esta es un ave característicamente carroñera, siempre se puede ver a cientos de ellos en lugares donde hay animales muertos o en basureros. Es de gran tamaño, con las alas abiertas puede llegar a medir 1,52 metros.

Son animales diurnos, de apariencia temible y misteriosa. Como promedio los machos suelen pesar 2 kilos; las hembras son más grandes y pesadas, llegando a un peso de 2,70 kilos.

Zopilote

  • Plumaje

Su plumaje es de color negro, pero no poseen plumas en el cuello, cabeza y patas, sino más bien una piel grisácea y rugosa; lo que les da un aspecto único. Su pico es de forma curva y con una punta muy afilada, perfecta para desgarrar la piel. Además, sus garras también son muy poderosas, así que puede llevar partes de su presa en ellas.

Zopilote

  • Olfato

Tiene la particularidad de que es una de las pocas aves que poseen un buen sentido del olfato. Tienen la habilidad de detectar el etanetiol, que es el olor o el gas que desprenden los animales en descomposición; así esté en una bolsa o cubierto por tierra o ramas, estas aves pueden localizar al animal muerto en poco tiempo y a grandes distancias.

Además no posee siringe, que es el órgano vocal de las aves; por lo que no emite grandes sonidos, sino más bien siseos y silbidos de baja frecuencia.

  • Información relevante acerca del Zopilote

Estas aves tiene un papel muy importante en nuestro ecosistema, ya que eliminan los restos de animales en descomposición; lo que evita la propagación de enfermedades.

Una curiosidad un tanto desagradable de estas aves es que tienen un comportamiento que se denomina urohidrosis. Esto consiste en defecar y orinar en sus patas como un mecanismo para refrescarse. Esto sirve mucho en hábitats como el desierto.

Para los zopilotes es muy fácil mantenerse en el aire por horas, ya que vuelan en círculos aprovechando las corrientes térmicas.

El estómago del zopilote contiene un ácido que es altamente corrosivo; esto les permite consumir alimentos putrefactos y en descomposición que contengan enfermedades y bacterias como el antrax, la toxina butolínica y el cólera porcino, sin matarlos, lo que en otros carroñeros sería letal.

Hábitat del Zopilote

Esta ave tiene una distribución muy amplia, se le puede ver por toda América. Se le puede encontrar en pastizales, pantanos, en sabanas, pero sobre todo estos animales salvajes son del desierto; allí tienen grandes posibilidades de conseguir carroña debido al clima extremadamente caluroso y seco, además de la poca vegetación que hay; por lo que muchos animales mueren por deshidratación u otros factores.

Sin embargo, también es muy común verlos en lugares poblados por seres humanos, como en zonas rurales y basureros; estos últimos son sus lugares favoritos, pues se dan sus grandes banquetes de desechos.

Zopilote

¿De qué se alimenta?

Estos animales son carnívoros, en la categoría específica de carroñeros. Pero además de esto se comen las crías pequeñas y los huevos de otros animales, como aves, tortugas o lagartos.

También este animal salvaje puede comer otros alimentos como vegetales y frutas en descomposición. Por lo que se puede decir que tiene características de animal omnívoro.

Reproducción

Zopilote

Como es propio de las aves, se reproducen de forma ovípara. El ritual de cortejo es volar en círculos, y cuando bajan a tierra hacen ciertos movimientos caminando alrededor de la hembra.

El zopilote no construye sus nidos, simplemente posiciona los huevos en algún matorral, en huecos en los árboles o en cuevas; incluso en zonas urbanas se les puede ver anidar en edificios abandonados. Los zopilotes se reproducen una vez al año.

Incubación

Una vez que tengan los huevos, la incubación dura hasta 41 días, y es una labor que realizan tanto la hembra como el macho. Normalmente tienen 2 huevos. Cuando las crías nacen permanecen en el nido por 2 meses, siendo alimentadas por los padres, los cuales les regurgitan la comida o les dan pequeños trozos de carne.

Luego, a los 75 días los polluelos empiezan a volar, aunque siguen dependiendo de los padres en algunos sentidos.

Depredadores

Los zopilotes tienen varios depredadores, pero el ser humano es su principal amenaza, pues al considerarlos una plaga los exterminan. Además de ellos, los felinos los intentan cazar en tiempos de sequía y hambruna. Y las hienas los atacan para quitarles la carroña.