PEZ PIEDRA » Uno de los peces más venenoso que existen

El pez piedra o también llamado pez roca, pertenece a la familia de los Synanceiidae; los peces que forman parte de dicha familia son muy venenosos, hasta el punto de que su picadura puede llegar a ser mortal para el ser humano. Y una de las partes más peligrosas de su cuerpo es la aleta dorsal; así que sin duda el pez piedra es uno de los más peligrosos animales salvajes del océano.

Características del Pez Piedra

Una característica a tomar en cuenta del pez piedra es que posee 13 espinas en la aleta dorsal que inyectan una gran cantidad de veneno. A su vez, también tienen la capacidad de camuflarse, ya que su color de piel es parecido al de las rocas o corales; es por ello que debes ser cuidadoso al momento de frecuentar las regiones costeras, no querrás pincharte con una de las espinas de este animal salvaje.

Su esperanza de vida es de unos 8 a 12 años, una cifra considerable si lo comparamos con otros peces de su tamaño. Sin embargo, no se tienen muchos datos en este aspecto.

Respiración

Sobre los peces piedra se conoce que tienen la increíble capacidad de, en algunos casos extremos, llegar a sobrevivir hasta 24 horas fuera del agua, esperando que la marea suba para así volver a alta mar.

pez piedra

Hábitat

Es común encontrarlo en las costas de los océanos Índico y Pacífico. Sin embargo, también se han registrado algunos especímenes en las costas de Florida y del Caribe, aunque no es muy frecuente. Estos hábitats son perfectos pues abundan las presas, los lugares para esconderse y las temperaturas son ideales para él.

Con respecto a la zona donde habitan, el pez piedra suele vivir en sitios con muchos corales o rocas; de hecho, suele estar debajo de ellas para protegerse de potenciales depredadores. Este pez también suele enterrarse durante unas horas bajo tierra, gracias a sus potentes aletas pectorales.

Forma de alimentación

El pez piedra es un animal carnívoro y generalmente se alimenta de otros peces más pequeños, algunos crustáceos, moluscos y camarones. De hecho, cuando están cerca de alguna de sus presas predilectas, el pez piedra abre su gran boca y engulle a su presa de una forma parecida a la del pez sapo. A su vez, el pez piedra acostumbra a cazar potenciales presas en la noche; y solo abandona su zona segura cuando va de cacería, al terminar vuelve inmediatamente a su refugio.

pez piedra

Reproducción

Lamentablemente se sabe muy poco de la reproducción del pez piedra; sin embargo, algunos expertos afirman que sus meses reproductivos son febrero, marzo y abril. En este caso, al ser animales ovíparos, la hembra es la encargada de colocar los huevos sobre las rocas y luego el macho va y los fecunda, por lo que es un proceso asexual. Posteriormente, tanto el macho como la hembra se quedan protegiendo los huevos hasta que estos eclosionan.

Al nacer los alevines, permanecen bajo la protección de sus padres durante un periodo de cuatro meses; y luego de este tiempo ya son capaces de valerse por sí solos. Generalmente, los machos tienden a ser más fuertes y grandes que las hembras. Ellos además generan un sonido que solo se produce en el momento del apareamiento.

Depredadores potenciales del Pez Piedra

A pesar de ser un pez que puede inyectar grandes cantidades de veneno, no está exento del resto de los peligrosos animales salvajes marinos. El tiburón tigre y el blanco son los depredadores de mayor tamaño que suelen alimentarse del pez piedra. Por otro lado, también hay otros de menor tamaño que pueden acabar con la vida de este pez, como lo son las rayas y las venenosas serpientes marinas

Información relevante sobre la picadura del Pez Piedra

Este pez suele pasar desapercibido, ya que siempre busca ubicarse en las profundidades de los océanos, escondiéndose debajo de las rocas. Normalmente cuando hay una picadura del pez piedra, es por un contacto accidental con un humano; es decir, la persona va caminando por la playa, lo confunde con una piedra pequeña y lo pisa.

pez piedra

Una vez ocurre esto, las cosas pueden tornarse muy peligrosas, ya que el veneno inyectado es proporcional a la presión ejercida sobre el pez. De hecho, cada glándula puede segregar hasta 10 miligramos de veneno, el cual es muy parecido al de las peligrosas cobras. Por otro lado, los peces piedra se vuelven muy agresivos y pueden llegar a picar a otras personas que se acerquen a ayudar a la víctima.

Unos minutos después de la picada, el dolor es muy intenso y la víctima sufre un colapso, pudiendo llegar a delirar o incluso puede ahogarse, ya que no tendrá la fuerza suficiente para nadar hasta la orilla. A su vez, si la persona no recibe el tratamiento pertinente, puede llegar a morir en menos de 6 horas.

Por todo esto es un animal salvaje muy peligroso, que no puede ser domesticado por el ser humano ni ser tratado como mascota; más bien debe vivir libre en su hábitat. Sin duda, el pez piedra es un animal impresionante, pero que contiene peligros mortales, prueba de la poderosa vida salvaje.