TAPIR MALAYO » Un mamífero de hocico peculiar

El tapir malayo es también conocido como tapir asiático, y lamentablemente se encuentra en peligro de extinción. Este interesante animal es salvaje, debido a que se desenvuelve en ambientes donde debe buscar su propio alimento, además de estar alerta a los depredadores y de que no está adaptado a convivir con el ser humano, sino a estar libre.

Tiene unas dimensiones muy impresionantes; ya que puede llegar a medir al menos 2 metros de longitud y alcanzar un peso aproximado de 200 a 300 kilos, algo poco común entre los animales que viven en la selva.

Características más resaltantes del Tapir Malayo

Con respecto a su pelaje, se caracteriza por tener color blanco y negro, por lo cual algunos lo asemejan a un oso panda. A su vez, sus patas son de color negro y tanto en la parte del lomo como del torso son de color blanco. Gracias al discreto color de su piel, el tapir malayo puede camuflarse al caer la noche, para poder esconderse y estar a salvo de sus depredadores, que son muchos.

Tapir malayo

Este exótico animal que es salvaje tiene un hocico muy peculiar, ya que tiene forma alargada, como una especie de trompa. Su hocico le permite alcanzar algunas ramas y hojas de los árboles para poder alimentarse más fácilmente.

A pesar de que el tapir malayo no tiene el sentido de la vista muy desarrollado para observar las amenazas cercanas, tiene un oído muy afinado, y también posee un sentido del olfato impresionante; de esta manera pueden detectar cualquier amenaza inminente.

Hábitat del Tapir Malayo

En un principio el tapir malayo se distribuía principalmente en el continente americano; pero debido a que el hombre se ha encargado de poner en amenaza su existencia, ahora este animal se limita a vivir en algunas zonas del continente asiático.

Específicamente, esta es una especie que habita en las selvas y áreas de clima tropical, con espesa vegetación, humedad y variedad de animales, que se ubican al suereste del continente asiático. La mayor parte de las poblaciones de tapir malayo la podemos ubicar en la Isla de Sumatra, y en menor medida en la península de Malaca (Malasia) y en Birmania.

Tapir malayo

¿De qué se alimenta?

Este animal es herbívoro, es decir, que su dieta se limita al consumo de plantas acuáticas, hojas de árboles, hierba, y arbustos. A su vez, el tapir malayo es un animal nocturno, pues se aventura a buscar alimento en horas avanzadas de la noche.

Tapir malayo

Incluso es capaz de frecuentar los ríos para sumergirse y así lograr arrancar algunas plantas; lo cual no representa problema alguno, porque puede usar su peculiar trompa para respirar mientras se encuentra en el agua.

Forma de reproducción

Durante los meses de abril y junio comienza la temporada de reproducción del tapir malayo, ya que es en esta época cuando la hembra entra en celo. En este caso, los machos inician el cortejo, ya que se sienten fuertemente atraídos por el olor de la orina de la hembra; y es de esta forma que logran identificar si una hembra está en celo o no.

Se reproducen de manera vivípara y sexual, pues hay contacto entre hembra y macho durante el apareamiento y las crías nacen directamente desde el útero materno.

La gestación y las crías

Por su parte, el período de gestación de las hembras tiene una duración de casi 400 días, una cifra impresionante. Al finalizar la gestación, las hembras suelen dar a luz a una sola cría que puede tener un peso de al menos 8 kilogramos y tener un pelaje oscuro con manchas claras. Luego dichas crías suelen recibir leche materna durante los primeros 6 meses.

Tapir malayo

A su vez, a medida que van creciendo también va cambiando la distribución de su color de piel; y de esta forma se pueden distinguir perfectamente los adultos de los jóvenes.

¿Tiene depredadores?

A pesar de sus grandes dimensiones, esta especie poco puede hacer para defenderse de los peligros. Uno de los depredadores más feroces del tapir malayo es el temido tigre de Sumatra.

Sin embargo, el humano se ha encargado de poner en peligro la sobrevivencia del tapir malayo. Esto se debe a que en los últimos años las personas han destruido la mayoría de los hábitats naturales de esta especie. A su vez, la caza furtiva contribuye notablemente a la extinción de esta especie; de hecho los cazadores buscan a este animal para vender su piel y a sus crías a precios exorbitantes.

Curiosidades acerca del Tapir Malayo

  • Aunque parezca difícil de creer (debido a que es muy pesado), el tapir malayo puede alcanzar grandes velocidades para huir de sus depredadores.
  • Tanto en estado de cautiverio como en su hábitat natural, el tapir malayo tiene una expectativa de vida mayor a los 30 años.
  • Actualmente esta especie se encuentra en peligro de extinción; por lo cual las autoridades internacionales han establecido zonas protegidas y protocolos para proteger su existencia en el planeta.
  • Estos animales aunque tienen un parecido con los cerdos, realmente son parientes de los caballos y rinocerontes. Pertenecen al género Tapirus, es decir, animales cuyas patas terminan en pesuñas.

Tapir malayo