TEJÓN » Un excelente excavador de la selva

El tejón tiene un pelaje muy singular y está dividido; esta es una de las formas más fáciles de diferenciarlo de otros animales, como el mapache; aunque puede parecer tierno, no debemos confundirnos pues este animal es salvaje, agresivo y actúa por instinto; esto le favorece en su hábitat natural, pero hace imposible domesticarlo para tenerlo como mascota.

En el lomo presenta una división de colores, los vellos son en las puntas y raíz de un color, y en el centro de otro color; así que pueden verse tonos entre gris y marrón. Así mismo, su cabeza es blanca pura con dos franjas negras a los laterales, que son muy características de esta especie que vive en la selva.

Características principales

Estos mamíferos son más largos y anchos que altos. De longitud pueden medir hasta 80 cm, sin contar la cola, la cual puede medir hasta 18 cm. Y el peso regular de los tejones es de 11 a 13 kg.

Su cuerpo es robusto y corpulento, y sus patas son cortas pero fuertes, y con unas garras muy afiladas, con las que puede excavar sin problemas. Este animal salvaje tiene un hocico alargado, con el que puede husmear en la tierra. Su cabeza con respecto a su cuerpo es pequeña.

Tejón

Se le caracteriza por poseer un sentido del olfato muy poderoso; esto le sirve para protegerse y advertir si hay algún animal en su madriguera. Y además le es muy útil a la hora de cazar; ya que puede ubicar a su presa así esté debajo de la tierra.

Hábitat del Tejón

A los tejones les gustan las llanuras semiáridas, montañas, bosques y sobre todo vive en la selva, la cual se caracteriza por su abundancia de vida vegetal y animal, lo cual favorece la caza del tejón, además del clima húmedo.

Les gustan los lugares con mucha vegetación y largas praderas, en donde se le hace más fácil esconderse y encontrar alimento. Este mamífero proviene del continente europeo, sin embargo, se han extendido hasta América.

Tejón

Lo que come: es omnívoro

El tejón es un animal omnívoro; esto significa que tiene una dieta amplia que incluye desde frutos hasta insectos y animales pequeños. Sus insectos favoritos son las abejas y las lombrices; además de reptiles pequeños y anfibios.

También les gusta la miel, el maíz, y diversas frutas que se encuentren en su camino. En muchos países en donde el tejón habita en regiones pobladas por los humanos, son depredadores de las aves de corral y los conejos.

Cómo se reproducen los tejones

El tejón es por naturaleza un animal sociable con los de su misma especie; así que viven en grupos de hasta 12 individuos, en sus llamadas tejoneras. Las hembras generalmente son las que se quedan en la tejonera donde nacieron.

Organizativamente están divididos con una pareja principal y los demás integrantes. El macho es polígamo; sin embargo, las únicas crías que pueden nacer en la tejonera son las que tendrá con la hembra alfa.

Normalmente la temporada de apareamiento es en primavera y verano, ya que son los meses más favorables para el nacimiento y crianza de los cachorros; y es de formal sexual, además se reproducen de forma vivípara, dando a luz a sus crías.

La gestación puede durar 65 días, y la camada puede estar conformada por 2 a 6 crías.

Tejón

El período de lactancia dura 3 meses; durante este tiempo la madre se dedica exclusivamente a cuidar de los cachorros y no deja la madriguera. Por estas características vemos que es un animal mamífero.

Depredadores de este animal salvaje

Los depredadores naturales más peligrosos que tiene el tejón son los lobos, pumas, linces y coyotes.

Sin embargo, estos animales poseen una mordida muy potente, garras afiladas y una gran habilidad para huir. Además de que los colores de su cara advierten a otros animales que es peligroso; ya que el patrón de blanco y negro es una señal de advertencia.

Información relevante acerca del Tejón

Los tejones son excelentes excavadores y hacen sus propias tejoneras, que están muy bien divididas en secciones y con gran amplitud. Posee una cámara principal y conductos de ventilación; también, si se da la situación de tener que huir rápidamente, construyen salidas de emergencia. Además, tienen una cámara especial para hacer sus necesidades fisiológicas; y por último, una sección que servirá como resguardo y crianza de los cachorros que nacerán.

Los tejones, cuando las situaciones climáticas se tornan duras y extremas, se van a sus madrigueras y entran en un estado entre el sueño y la conciencia, conocido como sopor. Sin embargo, no se debe confundir esto con la hibernación, ya que no causa la desaceleración extrema del corazón.

A pesar de ser pequeño, es un animal muy rápido; puede llegar a correr a una velocidad de hasta 30 km/h.

Comportamiento

El comportamiento de un tejón varía según la especie. Algunos son animales muy sociales y viven con varios individuos, mientras que otros son solitarios.

Tejón

El tejón es un animal crepuscular, es decir, sale normalmente al atardecer, y también durante la noche. Debido a que normalmente está en sitios oscuros, como es el caso de su madriguera y sale durante la noche, no tiene una vista muy desarrollada. Sin embargo, esto es compensado con su gran sentido del olfato y oído.